Después del Fin del Mundo-SlowearProject

«Después del fin del mundo» es una exposición sobre el planeta de 2017, un ensayo espacial sobre el presente y el futuro de la crisis climática y cómo llegaremos a la segunda mitad del siglo XXI.

La industria de la moda tiene, como no podía ser de otro modo, su lugar en ella.  

¿Cuál es la responsabilidad de nuestra sociedad para con las generaciones que nacerán y crecerán en él?

Estas preguntas nos interpelan en la fantástica exposición que estas Navidades tuve la suerte de poder visitar en el CCCB, Centre de Cultura Contemporània de Barcelona, un maravilloso contenedor cultural que aún no conocía. Se inauguró a finales de octubre y podrá verse hasta el mes abril.

Tenía muchas ganas de contarte unas pinceladas para que, si puedes, no te la pierdas.

Su nombre resulta altamente provocador. A mí también me causó una mezcla entre malestar y curiosidad, cuando la descubrí en internet. Pero cuando finalmente pude verla y, nada más sumergirme en ella, entendí el por qué de la elección y la perfecta adecuación al contenido que se expone.

“Esta civilización se ha acabado. Y todo el mundo lo sabe”.
McKenzie Wark

El resultado es una experiencia hipnótica que habla del trauma ante la magnitud de la crisis y la pérdida del mundo tal y como lo conocíamos, pero también de la oportunidad de cambio y la urgencia de un pacto entre generaciones. Y eso, al menos, ya es más esperanzador.

Después del fin del mundo1-Slowear Project

En las próximas décadas la humanidad se enfrenta a uno de los retos más complejos de su historia. En la segunda mitad del siglo XXI tendremos que dejar de emitir C02 a la atmósfera, para siempre y la transición definitiva hacia un modelo energético basado en la descarbonización deberá haberse completado. Alcanzar los objetivos del Acuerdo de París supone un reto colectivo con pocos precedentes históricos. Si lo conseguimos, el mundo entre 2050 y 2100 será radicalmente diferente de aquel en que nacimos y hemos crecido.

¿Cómo activar al público hacia un tema como éste, y hacerlo desde la cultura?

«Después del fin del mundo» se compone de ocho instalaciones inmersivas en la sala de exposiciones, una base de experimentación y acción participativa en el espacio público de la ciudad de Barcelona.

Un «Ministro del Futuro» hace de presentador de cada escena, con introducciones sobre lo que será la política del muy largo plazo, para investigar las condiciones de desigualdad y temporalidad y las diferentes magnitudes en las que se define la crisis. Sobre esta idea he leído ya en varias ocasiones y, visto lo visto, me empieza a parecer de cierta relevancia, que alguien en los gobiernos se ocupe exclusivamente del asunto, agrupando otros sectores como medio ambiente, agricultura, industria…¿Qué opinas?

En la exposición hay un prólogo escénico a cargo del escritor Kim Stanley Robinson, uno de los nombres capitales de la literatura de ciencia ficción contemporánea y cuenta además con , y un ensayo-instalación en cinco capítulos del filósofo Timothy Morton, padre de la dark ecology y del concepto de hiperobjetos. Podéis leer una interesante entrevista donde desgrana estos conceptos en este enlace.

Después del fin del mundo0-Slowear Project

Los participantes en «Después del fin del mundo» incluyen a una coalición de humanos y no-humanos, entre los que destacan:

  • la compañía de teatro documental alemana Rimini Protokoll, desarrollando una experiencia dramática sobre las especies ganadoras y perdedoras en la crisis climática
  • Tomás Saraceno que presenta Aeroceno, un proyecto de arquitectura utópica que imagina la atmósfera como un nuevo territorio para la expansión de la humanidad
  • las expediciones al Antropoceno de Unknown Fields Division (Kate Davies + Liam Young) son un viaje a través de las infraestructuras globales de la moda explorando los paisajes materiales del deseo.
  • Charles Lim estrena su investigación sobre la terraformación de Singapur, un país hecho de arena artificial en guerra contra la subida del nivel del mar
  • La plataforma de comisariado de fotografía satélite Overview dirigido por Benjamin Grant nos enfrenta en una instalación con la realidad de la nueva piel de la Tierra.
  • El estudio de diseño ficción Superflux nos traslada a un apartamento de 2050 en un mundo en que las sequías y huracanes han cambiado nuestra forma de alimentarnos.
  • La ingeniera y artista Natalie Jeremijenko, un referente en las relaciones entre arte y ciencia, instala en la exposición la sede de su Clínica de Salud Ambiental, para construir nuevas relaciones mutuamente beneficiosas entre las distintas formas de vida que conviven en la ciudad.

Os voy a comentar algunas de las escenas que más me gustaron.

Destejido

Slowear Project-Después del fin del mundo

 La moda está incluida en la narrativa de la exposición, como una de las causantes de los desequilibrios que el planeta está padeciendo.

Y ahí radica mi interés en escribir este post, al haber constatado una vez más, lo que ya sabemos, pero que necesitamos poner en evidencia de todas las formas posibles para intentar cambiarlo.

En esta escena de la exposición, creada por Unknown Fields Division, encontramos las consecuencias ocultas de la cadena de suministro de la moda rápida, desde sus inicios en el campo hasta los puertos de embarque. Es un espacio ciertamente oscuro, en el que hemos de andar a través de una pasarela, una especie de puente sobre las aguas teñidas de rojo, que está bajo nuestros pies. Siniestro, pero real, consigue crear un cierto malestar que desaparece mirando las pantallas gigantes de vídeo en el que podemos ver a una mujer que recorre todas las fases de producción del tejido que ella misma viste.

Después del fin del mundo-Slowear Project

Es dorado, maravilloso, una especie de sari de varios metros de largo que nos muestra un porte casi real en la modelo. A cámara lenta se la ve transitar (como en una analogía de la pasarela) desde los campos de algodón en India hasta la sala de confección, cuyo sonido, ruido continuado, regular, monótono y ensordecedor sirve como fondo sonoro a toda la escena. Vemos, los talleres de tintado, que impresionan por sus colores y el aspecto de suciedad que transmiten y también el telar ancestral que convierte el hilo en la maravillosa tela. Ésta la vemos colgada en una suerte de lámpara maravillosa y  hay que decir que esta hilatura única ha sido realizada por uno de los últimos artesanos que quedan en el mundo trabajando este tipo de hilo, que se ha obtenido a partir de metales oxidados de antiguos barcos de carga desballestados en las atarazanas del sur de Asia. Está tejida a mano i el sutil estampado surge de las voces codificadas de los fabricantes y sus telares, la última generación de tejedores, cuyo oficio está desapareciendo a causa de la eficiencia acelerada de la producción global.

La joven queda poco a poco envuelta completamente en la pieza textil colaborativa, de pie, en medio del enorme puerto comercial, entre los grandes barcos que exportan a Occidente. Pura poesía y arte visual.

¿Cómo se vivirá en un apartamento en 2050?

Esta escena se llama Mitigación del Shock y está diseñada por Superflux.

Nos traslada a un piso de Londres dentro de 35 años. Un futuro en el que el clima extremo ha roto la cadena de abastecimiento mundial por lo que encontramos experimentos de agricultura doméstica, que utilizan basura tecnológica para monitorizar el cultivo particular de alimentos, porque muchos productos cotidianos se han agotado o son consumo de lujo. La autosuficiencia y el ingenio llenan el vacío provocado por el hundimiento del paradigma del consumo.

Después del fin del mundo--Slowear Project

Podemos experimentar en este espacio, algunos de los retos que podríamos tener que enfrentar muy pronto, y también algunas de las soluciones que pueden servir para mitigarlos y superarlos. ¿Por qué esperar en vez de anticiparnos?

Estación Ciudad

Esta es otra de las partes de la expo que más me sorprendió.

Es una base de experimentación y acción participativa en el espacio público de la ciudad de Barcelona, que se muestra aquí en algo parecido a un laboratorio que intenta reproducir el trabajo de la llamada Estación Ciudad.

Después del fin del mundo3-Slowear Project

Parte del marco conceptual propuesto por la ingeniera y artista Natalie Jeremijenko y se convierte en la sede de su Clínica de Salud Ambiental. Con base en el Distrito de Sant Martí y planteada como coproducción del CCCB y el Ayuntamiento de Barcelona, la Estación consiste en una serie de infraestructuras para la realización de acciones participativas en las que la ciudadanía contribuye activamente en la mejora de la salud ambiental. La actividad se articula través de una serie de recetas relacionadas, entre otros, con la mejora de la calidad del suelo y el aire o el incremento del verde y la biodiversidad. Haciendo hincapié en la investigación colectiva y la participación pública propias de la ciencia ciudadana, la Estación cuenta con el compromiso de la comunidad científica y entidades y asociaciones locales. Investigadores de todo el mundo se añadirán a este esfuerzo colectivo. ¿No es brillante?

Pues si te ha intrigado, removido o desconcertado el contenido, las imágenes o el excelente y pseudocatastrófico nombre de esta exposición, sólo te queda pasarte a verla. Ya me cuentas qué te ha parecido.

 

Imágenes: CCCB. Mucho mejores que las mías 😉

Exposición comisariada por: José Luis de Vicente
Proyecto de participación Estación Ciudad: Josep Perelló
Dirección de proyecto: Rosa Ferré
Con la participación especial de Timothy Morton en el papel de ministro del Futuro
Diseño de la exposición: Guillermo Santomà