annie-spratt-61561

La historia que cuenta una marca es una parte fundamental de su imagen, pues conecta con el lado más emocional y subconsciente de las personas.

Pero ¿qué es exactamente el storytelling y por qué es tan importante?

Por Silvia Rueda.

El storytelling es el arte de contar una historia. De buenas a primeras, al escuchar el término, pensamos en la literatura, el cine, la fotografía… todas las artes que se dedican a ello. Sin embargo, el storytelling tiene mucho que ver también con el marketing, pues es una técnica que puede ayudar enormemente a una marca a conectarse con el público, crear su imagen y, en definitiva, a venderse.

IDEAS, VALORES Y EMOCIONES

El relato que se cuenta es una parte muy importante de un producto, porque nos ayuda a transmitir los valores relacionados con nuestra marca. Muchas veces, es esa historia y el mundo creado alrededor de un producto o marca a través de ese relato lo que la gente compra. El público conecta con ideas, emociones, valores y experiencias, y las historias son el medio ideal para hablar de ellos.

Imagen: Green Chameleon

Imagen: Green Chameleon

MARCANDO LA DIFERENCIA

Gracias a un buen storytelling, tu marca puede diferenciarse y ser única, fácilmente identificable por la gente. Para ello, es de vital importancia que, antes de ponerte a desarrollar tu relato, la marca tenga muy bien identificados sus valores. Si no, la estrategia de contenidos guiada por el storytelling no será efectiva del todo. A la hora de entender bien en qué consiste este arte, quizá resulte más fácil pensar en la historia que cuenta una campaña publicitaria concreta y luego ir más allá, pues el storytelling se aplica a toda la estrategia de contenidos de una empresa y no solo a una campaña.

 El público conecta con ideas, emociones, valores y experiencias, y las historias son el medio ideal para hablar de ellos”

LAS CLAVES DE UN BUEN STORYTELLING

Aprender a usar las historias en un mundo sobresaturado de mensajes; ser consciente de la importante que es emocionar para cambiar patrones de conducta y pensamiento, y, por tanto, consumo; conocer bien tu producto y los valores que lo rodean; escribir y hablar siempre pensando en el público y saber cómo construir un buen relato son algunas de las claves de un buen storytelling. Pero, sobre todo, es vital ser un experto en escuchar e interpretar las historias ocultas de tu público, pues solo así serás capaz de conectar profundamente con él al crear el relato de tu marca. Un buen narrador o contador de historias es en primer lugar un excelente lector y escuchador.

2

Imagen: Giulia Bertelli

VENTAJAS DE CONTAR HISTORIAS

Si todavía no te han convencido estos argumentos para apostar por el storytelling en tu marca, estas son algunas de las ventajas de contar historias:

  • Las historias generan confianza, pues nos ayudan a conocer mejor una marca.
  • Son fáciles de contar y de recordar.  
  • Apelan a lo emocional y humanizan la marca.
  • Crean mayor conexión y relaciones más profundas con el cliente.
  • Una historia proporciona un contexto a los datos y también puede proporcionar contenidos relevantes y útiles.
  • Es más fácil sorprender al público, generar interés y crear expectativas con un buen relato.
  • A todos nos encantan las buenas historias desde los principios de la Humanidad.
3

Imagen: Clem Onojeghuo

MODA Y STORYTELLING

Si hay un sector en el que el storytelling funciona a las mil maravillas, ese es el de la moda, ya que el acto de vestirse hace mucho tiempo que dejó de ser únicamente una necesidad para convertirse en toda una experiencia emocional. En próximos posts nos adentraremos en el atractivo universo del storytelling en marcas de moda y analizaremos cuáles fueron más efectivas y por qué. Hasta entonces, te invito a que vayas pensando en la historia de tu marca 😉.

 

Fotografías del post, vía Unsplash.