ser vegano

Nos adentramos en el término vegano y sus implicaciones más allá de ser una moda para conocer un estilo de vida que lucha por la no discriminación y el respeto de las demás especies que habitan el planeta.

Desde hace un tiempo el término vegano se ha convertido en moda. De repente está más presente que nunca en los medios de comunicación y grandes estrellas de Hollywood como Drew Barrymore, Gwyneth Paltrow o Liam Hemsworth, entre otras, han declarado abiertamente ser veganas.Sin embargo, lejos de este glamour la decisión de ser vegano y de adoptar un estilo de vida regido por los principios del veganismo, va mucho más allá.

Ser vegano significa no consumir ningún producto que provenga del mundo animal, compartiendo además una conciencia antiespecista cuyos principios se basan en no realizar ningún tipo de discriminación con las especies por ser diferentes a la nuestra. En realidad la decisión de ser  vegano es más una decisión de estilo de vida, una actitud hacia el mundo y los seres vivos (sean humanos o no) que de gustos a la hora de consumir productos.

En este sentido, el documental titulado Earthlings (2005), Terrícolas en español, plasma muy bien la realidad en la que vivimos donde los humanos nos sentimos con el derecho de poder disponer tanto de la tierra como de los animales que en ella habitan para nuestro propio beneficio. Se trata de un documental bastante duro en el que se relata de forma muy directa y sin tapujos cada uno de los ámbitos donde los humanos utilizamos a los animales para conseguir ropa, alimento, productos de cosmética, etc. Te avisamos de que este documental es bastante fuerte, pero a la vez desnuda una realidad que es necesaria conocer para poder adoptar un estilo de vida más crítico, responsable y justo para los animales.

Por otra parte, no es raro leer cada vez más en los medios que el veganismo está empezando a adoptar una dimensión más amplia defendiendo fervientemente los beneficios que tendría para el medio ambiente si una gran parte del mundo adoptara una dieta vegana. Sin ir más lejos, hace seis años aproximadamente, la ONU hizo público un informe (Assessing the Environmental Impacts of Consumption and Production) en el que se establecía la necesidad de un “cambio global hacia una dieta vegana como algo vital para salvar al mundo del hambre, la escasez de combustible y los peores impactos del cambio climático.”

ser vegano - cowspiracy

 

El documental Cowspiracy (2014) toma como punto de partida precisamente este informe de la ONU para analizar e investigar qué se esconde detrás de toda la industria cárnica descubriendo progresivamente las consecuencias que tiene tanto para el medio ambiente, como para los animales y las personas.

Aunque aún es una minoría de personas las que siguen un estilo de vida vegano, el camino va trazándose ya con una tendencia muy positiva y se observa cada vez más la oferta de restaurantes y tiendas que ofrecen productos veganos como por ejemplo el Restaurante Copenhagen en Valencia, el Rayén en Madrid o L’Hortet en Barcelona, entre muchas otras opciones.

 

Rayen - restaurante vegano

 

Por su parte, la moda vegana también va en aumento gracias a grandes exponentes como Stella McCartney o Viviene Westwood que defienden un estilo de vida vegano y llevan a cabo todas sus colecciones sin el uso de pieles de origen animal.

Pero entonces ¿la moda vegana es moda sostenible?

Podemos decir que la moda vegana es en realidad un tipo de moda sostenible, ya que, se rige por principios que excluyen la explotación animal para la producción de las prendas de ropa, así que en este sentido, sí sería sostenible. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el concepto de moda sostenible abarca muchos más detalles como por ejemplo:

  • Que el propio cultivo de la semilla se haya realizado de forma ecológica y sin pesticidas,
  • Que los agricultores y los trabajadores de las fábricas donde se haya confeccionado esa prenda tengan unas condiciones laborales dignas,
  • Que en los procesos de tintado y estampado no se haya utilizado tóxicos,
  • Que se haya tenido en cuenta la optimización de recursos en toda la cadena de producción,
  • Que esa prenda pueda ser fácilmente reciclable o compostable al final de su ciclo de vida,

y un largo etcétera de aspectos que nos pueden indicar si una prenda de ropa es más o menos sostenible. Por ello, lo principal cuando nos decidimos a comprar una prenda de ropa sostenible y vegana es conocer bien la marca, informarse de su historia y valores y saber cómo y dónde confecciona sus prendas para poder realizar una mejor elección de compra.

Algunos ejemplos españoles de tiendas multimarca de moda vegana son I Feel Drees, Amapola Vegan Shop y Veganized donde ofrecen prendas y complementos hechos con materiales animal-friendly y producidos de forma ética. En el calzado también existen alternativas como las que ofrece la marca Slowers o la opción multimarca de Koivegan y Ecozap, entre otras.

Sea una moda o no, el veganismo, vegetarianismo, la moda sostenible, la ecología, el estilo de vida green y saludable, etc. son términos que cada vez más están presentes en los medios de comunicación y que son reveladores de una tendencia que ha llegado para quedarse. Al final, no será cuestión de moda sino de necesidad si queremos seguir viviendo en este planeta. Por nuestra parte solo podemos suscribir las palabras que, ya en su época, decía Albet Einstein:

“No hay nada que beneficie más a la salud humana y que aumente sus posibilidades de supervivencia en la Tierra como la evolución hacia una dieta vegetariana.”

#vivelamodasostenible