Juanjo Oliva by Ecoembes, Facebook

El plástico reciclado sube a las pasarelas y ya está presente en grandes eventos mediáticos. Hablamos de un asunto complejo que esconde controversias y genera dudas en el consumidor responsable.

Recientemente ha tenido lugar la última edición de la Mercedes Benz Fashion Week en Madrid. La moda sostenible ha subido a la pasarela por tercer año de la mano de Ecoembes, que se alía de esta forma, con el diseño español.

La supuesta vinculación de los patrocinadores con el medioambiente  y con el reciclaje parece justificar esta alianza, pero como te cuento más adelante, tiene una lógica evidentemente interesada hacia los objetivos de esta empresa. Te invito a indagar y a sacar tus propias conclusiones a partir del blog Productor de Sostenibilidad  que ofrece mucha e interesante información sobre el reciclaje y el turbio universo que, a veces, se esconde detrás. Pero hoy no profundizaré por ese lado. Hay bastante de qué hablar y prefiero postergarlo y poder tener mejor documentado el contenido que me gustaría compartir contigo.

Volviendo a mis investigaciones sobre este certamen, quisiera hacerte ciertas observaciones y hablarte sobre mi punto de vista sobre lo que he ido encontrando.

Desde sus inicios, el único material que se repite, respecto a las convocatorias anteriores, es el tejido procedente del reciclaje de plásticos. ¿Recuerdas la composición de ese material? Se trata de Politereftalato de Etileno, que tras un árduo proceso si se hace bien y de manera que pueda estar certificado correctamente, se convierte en fibra de poliéster. De nuevo, este compuesto tan poco amigo del medio ambiente y la salud y que procede, en origen, del petróleo. Vale la pena decir que el proceso de reciclaje hay que garantizarlo con su correspondiente sello, en este caso el Global Recycle Standard (GRS). Aunque en internet se pueda encontrar tejido de reciclado PET por menos de 1 euro el metro o puedas comprar tu propia máquina para reciclar botellas por 1000 euros, no todo vale. Nos va la salud en ello. Es por eso que las certificaciones son importantes. Puedes saber más sobre cómo se convierte en tela aquí.

aj-alao-551837-unsplash

Primera curiosidad ¿Por qué no introducir también el uso de otros materiales más sostenibles, como, por ejemplo, los naturales y orgánicos? ¿O por qué no incluir el Upcycling? La ocasión es extraordinaria para que llegue al gran público la moda más sostenible y es un acierto hacerlo, además, de la mano de grandes diseñadores locales.

Para concienciar sobre ello, una pasarela específica con semejante nivel de difusión se debería aprovechar, si de verdad se quiere apoyar un cambio de paradigma en la industria, un compromiso con el medioambiente y las personas que hay detrás y un cambio de tendencia en el consumo.

Origen de la pasarela eco en la MBFW

He buscado artículos sobre los diseñadores que han protagonizado esta peculiar pasarela de moda, desde sus inicios, en 2015. Parece ser que al principio se trataba de una convocatoria denominada El Laboratorio, pero luego se encargó ya una colección cápsula a un diseñador concreto y este año, se ha dotado de más autoridad o envergadura con la creación de un Comité de Moda y Sostenibilidad, que cuenta con personalidades relacionadas con la moda sostenible, como Paloma García (The Circular Project, Asociación de Moda Sostenible de Madrid, Slow Fashion World) o Kavita Parmar (IUO Project)

Estas son algunos extractos de artículos de prensa sobre el certamen de moda en cuestión donde he rebuscado acerca de estos diseñadores y su relación con la sostenibilidad, la ecología o el compromiso con el medio ambiente, que pudiera justificar su elección por parte de la organización de la pasarela By Ecoembes:

-El reto de construir prendas con materiales sostenibles, “como botellas de plástico” ha supuesto para Clé una “innovación”. “Siempre estoy pensando en innovar”, ha afirmado con rotundidad. Ver enlace.

-“Nieto presume de conciencia ECO y se inspira en el deporte. Apuesta fuerte por el reciclaje y refuerza su conciencia ECO. Así vemos camisetas hechas con plásticos de botella”. Ver enlace.

– ”Debemos consumir moda de manera responsable” es el gran titular para una entrevista en la que sólo al final de la misma encontramos una pregunta al diseñador sobre medioambiente.

– “(Estas colecciones son) una propuesta que va más allá de la creatividad al subir el reciclaje a la principal pasarela en España, puesto que las prendas han sido confeccionadas con telas fabricadas a partir de materiales reciclados, principalmente botellas de plástico PET recuperadas a través del contenedor amarillo”. (Ecoembes)

“Los residuos pueden convertirse en una nueva materia prima al transformarse en telas de excelente calidad. En el ámbito de la moda en el que parece que casi todo esté inventado, la innovación nos ofrece la posibilidad de desarrollar nuevos tejidos a partir de material reciclado, como el que se obtiene de las botellas que tiramos al contenedor amarillo, además de presentar un alto rendimiento, cuidan de nuestro entorno”. (Ecoembes)

-“Entre negros y azules en honor al mar @juanjooliva nos dejó con la boca abierta el pasado martes con sus diseños sostenibles hechos con botellas de plástico recicladas. Porque lo que tiramos al cubo amarillo, sirve para muchas cosas”.Tweet de @ecoembes.

– En otro medio encontramos dentro del mismo artículo: “Juanjo Oliva era el candidato perfecto para dar el gran salto, no solo por sus cualidades como diseñador, sino porque la sostenibilidad ya estaba entre sus inquietudes… (Ecoembes)”Nosotros creamos Oliva hace un año y medio y en su ADN estaba escrito desde el principio la idea de la sostenibilidad”, declaraciones del propio diseñador.

“El hombre contamina el planeta y es responsabilidad nuestra encontrar soluciones para detener la degradación de la naturaleza…Yo no soy el más ecológico y mi moda no es la más sostenible, pero creo, y confío, en los pequeños gestos de cada día”. Declaraciones a rtve de Juanjo Oliva.

*Las letras en negrita son de los artículos originales.

Mucha moda poco eco y mucho contenedor amarillo

No se qué te parece, pero para mí hay un gran empeño en remarcar las palabras reciclaje, contenedor amarillo, botellas de plástico y sostenibilidad. ¿Son del fondo del mar o del contenedor amarillo? Confusión al fin y al cabo, pero, en cambio, ninguna referencia a los propios tejidos, su procedencia, sus fabricantes, sus procesos, su origen también español, por cierto, en algunos casos como Ecoalf…

Eso es para mí lo interesante. La transparencia, por desgracia, deja mucho que desear.

collage

Emma Thomson vistiendo diseños hechos a partir del reciclado de botellas PET

¿Qué huella ha dejado el certamen en sus diseñadores? ¿Qué ha sido de los anteriores premiados y promotores de la pasarela especializada eco o sostenible?

Pensando en el impacto positivo que pudiera tener este evento de moda “reciclada” me he preguntado ¿Cómo ha afectado al posterior trabajo y a las colecciones llevadas a cabo por los diseñadores María Clè y Moisés Nieto, los embajadores de la moda sostenible en la Mercedes Benz Fashion Week desde sus inicios? ¿Qué hay de Juanjo Oliva, por cierto, uno de mis diseñadores favoritos, elegido por el Comité para enarbolar la bandera de la moda sostenible en el certamen de 2018?

He de decir que lo que he encontrado es poco y triste.

Ni rastro de un cambio de tendencia en ellos. No han seguido usando materiales reciclados ni han virado hacia telas orgánicas o el uso de técnicas upcycling o zero waste para sus bellas creaciones.

Qué decepción. Los consumidores de moda no vamos a encontrar esas prendas en las tiendas, y las que encontramos de esas firmas no son sostenibles. Entonces ¿para quién es útil esa muestra de supuesta moda sostenible? Me pregunto…

Me respondo también que “para el patrocinador”, supongo.

¿Qué consideraciones te merece este asunto? ¿Habías pensado alguna vez sobre los certámenes, campañas y apoyos que recibe la moda sostenible y de quién proceden?

Me interesa muchísimo tu opinión, no olvides dejarme tu comentario.