Biodiseño Slowear Project2

Hay vida más allá de las fibras textiles tradicionales naturales y orgánicas. El futuro de la moda sostenible está llegando de la mano de la biología.

Te contamos lo que se cuece en los laboratorios, a partir de materiales que te sorprenderán.

¿Qué pensarías si te dijera que ya tienes a tu alcance bolsos de piel de manzana, tejidos de lujo hechos a partir de naranjas, zapatos de piña o de seda procedente de las telas de araña, o incluso ropa deportiva creada a partir de algas marinas? ¿Y qué tal vestirte con prendas hechas de tu propio ADN o de proteína extraída de la leche? No es un sueño futurista. Ya está aquí y emerge desde los laboratorios de diseño en los que ya están trabajando investigadores, ingenieros y diseñadores desde hace un tiempo.

Los límites del planeta disparan la creatividad y la ciencia. Ambos campos, se hermanan en el llamado Biodiseño, un campo a descubrir resulta apasionante y casi de ciencia ficción. No hay que perderlo de vista porque el futuro de la moda, si o si, va a ir ligado a este tipo de innovación.

Quiero advertirte que la cuestión me va a llevar más de un post, cosa que ni yo misma podía sospechar. Pero dado que, también el contenido ha cobrado vida propia y demanda más espacio para hablar y mostrar todo lo que he encontrado, volveremos a ello en otra ocasión.  Vamos, pues, con una primera parte.

Diseño biológico ¿Qué es?

Hablar de este concepto es hablar de futuro. Estos términos no se encuentran ni en la Wiquipedia, ni al alcance del gran público, es decir, tú y yo. Llegar a explorarlo en profundidad lleva un tiempo de indagación en el campo científico, que no es a priori, una disciplina que suene divertida. Pero he de confesar que, conforme me he ido metiendo en el asunto, ha llegado a despertar en mí una gran curiosidad.

Reseña sobre Biodiseño en medios holandeses.

Reseña sobre Biodiseño en medios holandeses.

No obstante el interés por esta disciplina lleva unos años. El bio arquitecto William Myers, dio a luz entre los años 2013 y 14 al libro libro y exposición homónima en el MOMA de Nueva York denominados Biodesign. Va más allá de los enfoques de diseño y fabricación inspirados en la biología. A diferencia de la biomimética, el Cradle to Cradle o el diseño ecológico, el biodiseño se refiere a la incorporación de organismos vivos como componentes esenciales en el diseño, se adelanta a la imitación y al mimetismo en la integración y el uso, disolviendo los límites y sintetizando nuevos objetos vivos híbridos. También se destacan experimentos que reemplazan sistemas industriales o mecánicos con un proceso biológico, un enfoque que se vuelve más importante bajo la presión de la crisis climática.  Las preocupaciones por la sostenibilidad y la creciente presión sobre los recursos del mundo está dando lugar a una mayor colaboración entre el diseño y la biología.

“El biodiseño implica establecer relaciones con la vida no humana para mejorar el rendimiento ecológico de la fabricación y la construcción. La evolución ha dado forma a una biosfera con muchísimas máquinas milagrosas. El grado en que podemos integrarnos con ellas de manera exitosa para el beneficio mutuo solo está limitado por nuestra imaginación”. William Myers

¿No os suena parecido a algunas de las cosas de las que hablaba la exposición explicada en el post de la semana pasada? Por si te la perdiste, te dejo el enlace aquí.

Otro ejemplo de trabajos sobre Biodiseño está en España. El arquitecto Alberto T. Estévez  y su equipo de la Universidad Internacional de Cataluña trabajan, trabajan desde hace una década en la creación de plantas bioluminiscentes, a partir los genes de cierto tipo de medusas, una idea sostenible que podría sustituir a las farolas en el futuro. Y todo esto ya está teniendo un impacto en la forma en que vivimos. Y no es el único científico de nuestro país que he encontrado en mis investigaciones para escribir este post. 😉

Una aplicación muy curiosa de la biología al diseño es la utilizada para promocionar la película Contagio en 2011. Se creó un cartel con el título del film usando bacterias vivas y manchas de hongos. Lo invisible a los ojos iba creciendo y propagándose en el transcurso del tiempo durante unos días. Quienes lo pudieron ver, lo contemplaron con una mezcla de fascinación y asco, pero no se puede negar a Curb Media, el estudio de diseño que hay detrás de la idea y producción, una creatividad inmensa ¿verdad? Algo similar se ha podido ver en la estación central de Berlín.

Biodiseño Slowear

¿Ciencia ficción o moda?

Centrándonos en la moda, no puedo dejar de mencionar y recomendar el documental de 2014 The Next Black, donde sus directores abordan la cuestión del futuro de la moda. Reúnen distintos puntos de vista de empresas y diseñadores sobre el futuro de la sostenibilidad, la tecnología y la producción en masa.

Susanne Lee es una de las biodiseñadoras que puedes escuchar en este interesante documental y quien creó BiocoutureBiofabricate. Ésta última es la primera cumbre a nivel mundial enfocada en el sector emergente de los materiales cultivados, como la levadura, las bacterias, los hongos y las células de mamíferos. Su objetivo es fomentar la colaboración en este campo, compartir conocimiento, construir comunidad y acelerar la innovación. El pasado mes de diciembre de 2017 expusieron en Nueva York las más recientes y disruptivas investigaciones de las empresas que ya están cultivando los materiales del futuro, desde moda y textiles hasta automoción y arquitectura. Un ejemplo de que los nuevos avances en materiales orgánicos están cambiando nuestro mundo.

“Este método para hacer moda está próximo a la elaboración de la cerveza”

Suzanne Lee

Asómate a nuestro Instagram y encuentra su ya famosa cazadora de combucha en nuestro juego de adivinanzas.

En Modern Meadow  diseñadores, científicos e ingenieros catapultan la innovación y el riesgo creando algo impresionante. Ellos creen en un futuro en el que los productos animales no contengan animales y están usando células vivas para cultivar los materiales de la naturaleza. Han conseguido fabricar una biopiel a partir de un proceso completamente libre de animales. Cultivan colágeno, una proteína que se encuentra en la piel de los animales, a partir de la cual crean un material biológico llamado Zoa TM  con ingeniería celular.

¿Ciencia ficción? Pues no, aunque pueda provocarnos extrañeza e incluso cierto rechazo, esto YA se hace en Nueva Jersey.

zoa-news-moma

Camiseta que combina tejido con ZOA. Se puedo ver en una exposición en el MOMA de Nueva York. Vía Zoa.is.

Otra tecnología apasionante es la creada por Bolt Threads a partir de la seda (lo que serían los hilos) de las arañas. Pero, de nuevo, no hay sufrimiento alguno en ello y sí mucha inspiración e investigación. ¿Cómo lo consiguen? Para fabricar las fibras Engineered Silk ™ estudian la seda real para entender la relación entre el ADN de las arañas y las características de las fibras que producen. La tecnología les permite reproducir esas proteínas sin utilizar a estos animales. Ya lo están consiguiendo a escala comercial y a un costo que lo hace viable para usarlo en productos de consumo como la ropa.

En la imagen, Stella McCartney, que ha creado algunas piezas en colaboración con esta empresa californiana.

La diseñadora y el director de Bolt Trheads junto a las modelos que visten las prendas producidas a partir de esta seda de arañas.

La diseñadora y el director de Bolt Threads junto a las modelos que visten las prendas producidas a partir de esta “seda de araña”. Vía Facebook.

Recuerda que pronto continuaremos con esta serie sobre Biodiseño de moda, donde podrás conocer los tejidos que proceden de algunas frutas y savias naturales, tan interesantes como los que he recogido en este artículo.

¿Qué te han parecido estas innovaciones en la moda? ¿Conocías alguno de los materiales?

 

*Imagen de portada: Zhen Hu.