FOTO PORTADA

Uno de los primeros pasos que tenemos que dar a la hora de establecer nuestra estrategia de comunicación es definir muy bien nuestros valores de marca.

Son ellos los que mejor nos ayudan a llegar a nuestro público objetivo. Descubre en este artículo por qué y cómo dar con ellos de manera efectiva.

Por Silvia Rueda

 

QUÉ SON

Los valores de marca son aquellos con los que las personas -siempre clientes potenciales- pueden identificarse y conectar. Aquellos valores con los que van a relacionar a nuestra marca y que, en múltiples ocasiones, lograrán que el cliente compre nuestro producto incluso más de una vez. Y es que los valores de marca son vitales a la hora de generar lealtad entre nuestro público.

 

El objetivo de la estrategia de comunicación es transmitir los valores de marca para que las personas se identifiquen con ellos

 

foto 2

 

EL PRIMER PASO

En post anteriores os hablamos del storytelling como una de las estrategias de comunicación más exitosas. Pues bien, los valores de marca son una parte primordial de ese relato que queremos contar. Se podría decir que definirlos es el primer paso, ya que el objetivo es transmitirlos para que las personas puedan, por un lado, relacionarlos con nuestra marca, y, por otro lado, identificarse con ellos.

VALORES DE GRANDES MARCAS

Antes de pasar a definir nuestros valores de marca de la mejor manera, vamos a realizar un sencillo ejercicio para comprobar que tenemos claro qué son. Analicemos algunas marcas muy conocidas y apuntemos cuáles son los valores que nos transmiten. Por ejemplo, Coca-Cola o Apple. O si queremos fijarnos en el mundo de la moda, Chanel, marca que analizamos en este post, y que ha mantenido unos valores muy claros a lo largo de su historia, empezando por su creadora y fundadora.

 

Es vital que tus valores de marca destaquen y se diferencien

 

DESCUBRIENDO NUESTROS VALORES

foto 1

 

Y, ahora, pensemos en cuáles son los valores de nuestra marca. En primer lugar, para descubrirlos, apunta en un papel cuáles crees que son tus valores y por qué. A continuación, anota valores negativos para ti por la razón que sea, como una mala experiencia con una marca, etc. Y a su lado, escribe los valores positivos opuestos a ellos. De esta manera, hallarás valores que son importantes para ti y por los que tu marca debería apostar. Ten en cuenta que cuanto más reales y con los pies en la tierra sean tus valores, mejor definirán tu marca y conectarán con las personas.

LA CLAVE: DIFERENCIARSE

foto 3 (1)

Por último, es vital que los valores de tu marca destaquen por algo. Diferenciarse de otras marcas es fundamental y ser concretos también. Es probable que al principio te salgan muchos valores e ideas complejas, pero para definirlos con éxito, tendrás que llevar a cabo un importante proceso de simplificación. Al final, cuatro o cinco, como mucho, serán los valores de tu marca. Cuanto más claros, concisos y diferenciables sean, mejor.

 

Y hasta aquí este primer acercamiento a los valores de marca. Ahora toca ponerse a definirlos, ¿preparados? Nos vemos en el próximo post para seguir tratando temas de comunicación 😉.