jakob-owens-172511

Tener un guardarropa básico y sostenible nunca ha sido tan fácil. Este otoño olvídate de tener un armario lleno de ropa, pero nada que ponerte.

El otoño, por fin, ha llegado. Iniciamos el cambio de ropa de temporada, aún con dudas, porque parece que las estaciones del año, sus temperaturas y los fenómenos climatológicos que solían acompañarlas ya no son tan previsibles como antes.

En todo caso, es una buena ocasión para racionalizar el volumen de prendas y complementos que tenemos acumulados y disponernos a ser más sostenibles empezando por estos sencillos consejos. Que tu armario sea un lugar más ordenado, despejado y sin objetos innecesarios es posible, a partir de poner en práctica estos pequeños cambios. Al poder  conseguir mantener mejores hábitos para conservarlo así, tu guardarropa va a volverse más fluido.

Un armario cápsula es la solución más fácil para vestir sostenible este otoño.

No queremos que el cambio de tendencias impuestas por las grandes marcas comerciales y sus tentadoras tiendas te obligue a correr detrás de ellas sin reflexionar para, dentro de un mes, darte cuenta de que el cambio real, ha estado en tu cuenta bancaria, más que en tus estantes, percheros y cajones.

Aprendiendo del minimalismo

Esta corriente tan de moda, y a su vez, tan antigua, nos muestra un cambio de mentalidad. Se trata de aplicar la premisa “menos es más” en todos los aspectos de nuestra vida, bien sea el hogar, el lugar de trabajo, y también la ropa que vestimos. Los consumidores ya tenemos una nueva orientación, que si bien, tiene su propio desarrollo publicitario, puede ser una solución a nuestros problemas de espacio, de gasto y por supuesto, debe ayudarnos a ser más responsables en nuestro consumo y consiguiente desperdicio, cuando la vida que le podemos dar a los objetos, ya está agotada por nuestra parte.

Ser consciente de nuestras compras y del verdadero uso de las mismas es la primera lección que aprendemos con el minimalismo

Este tema lo tratamos hace tiempo en el artículo nuestro blog Operación Armario Slowear, donde explicamos la propuesta del Proyecto 333, de Valentina Thörner, una de las personas que más conoce y practica el minimalismo.

drew-patrick-miller-56199

 

Los 5 pasos para conseguir el armario cápsula de otoño

Si tienes dudas sobre qué significa esta idea, se trata de construir un armario en el que sólo utilizaremos un número limitado de prendas (33 o 37 en total). Hay que tener en cuenta que, una vez que completemos nuestro armario, la única manera de añadir prendas nuevas sería eliminando otras que ya tengamos. Si no estás segura de cómo empezar a realizar cambios, o ya tienes en mente algunas prendas que quieres añadir, has llegado al lugar correcto. Te vamos a dar las pautas para que crees un armario cápsula de otoño, de manera fácil y duradera.

1. Decide qué significa tiempo de otoño para ti

¿Cómo es el clima de otoño en el lugar donde vives? No te dejes influenciar tanto por los escaparates y revistas, como por el sentido común y la información meteorológica real de las temperaturas de tu zona. Es tan fácil como usar el sentido común. También es importante conocer qué tejidos y composición son más adecuadas según la temporada.  En The Slowear Project tenemos un Taller Práctico de Consumo Responsable de Moda que podemos llevar a tu ciudad. Ponte en contacto con nosotras, si es de tu interés. También puedes aprender sobre tejidos sostenibles en este post que escribimos hace tiempo en el blog.

2. Investiga tu paleta de colores

¿Qué colores te atraen este otoño? ¿Azul marino? ¿Crema? ¿Verde oliva? Asegúrate de que los colores que elijas se complementen entre sí para que puedas combinarlos fácilmente y mezclar las prendas monocolor con las estampadas. Si puedes, apúntate a un curso de estilismo o déjate asesorar por las chicas de Lestiesfigues y averigua de manera personalizada qué tonalidades te quedan mejor.

3

Un ejemplo de prenda de fondo de armario que puedes usar en looks diferentes.

3. Adquiere sólo prendas que realmente usarás

Tener un armario cápsula significa ser real con lo que realmente es tu día a día, no cómo sería tu vida de fantasía. Eso significa que si trabajas desde tu casa o tienes un trabajo con un código de vestimenta más informal, no sería adecuado invertir en algo como, por ejemplo, tacones de aguja. Busca piezas que usarás de forma habitual y continuada, como un par de jeans boyfriend o botines cómodos que podrás usar para tu vida cotidianda o en tus salidas de ocio.

4. No compres todo a la vez

Lo ideal sería que hicieras una lista con lo que necesites, no con todo lo que desearías. Aunque existe la posibilidad de donar o vender, no es una opción comprar sin culpabilidad porque existan cada vez más nuevas formas de deshacerse de nuestras prendas casi sin usar. Un buen consejo es incorporar poco a poco las nuevas prendas que necesites, no sin antes dar una buena salida a otras que ya tienes en el armario. Piensa cuáles son las prendas más prácticas que usarás ya, para ajustarte sin problemas a la nueva temperatura. Esos suéteres de gran tamaño pueden esperar o incluso tener que eliminarlas de la lista, según evolucione la climatología real.

5. Encuentra tu estilo

De nuevo, invertir en una sesión con profesionales es una decisión inteligente para la sostenibilidad de tu armario. Entender cuál es tu estilo en comparación con lo que se considera de moda es importante. También te ayudará en el momento de descartar las que ya no te sirven. Profundiza en la razón por la que estás permitiendo que esa prenda se vaya de tu armario ¿Ya no representa quién eres? ¿Por qué la compraste? Puede que tras ello se escondan respuestas como éstas. “una revista dijo que era tendencia esta temporada pero nunca lo usé porque no era de mi estilo”.  Cuando adquieras prendas de ropa o complementos hazlo con buenas razones e intención.

Imagen de Alejandro Sánchez

Imagen de Alejandro Sánchez

¿Qué te han parecido nuestros consejos para conseguir un armario cápsula de otoño 2017 sostenible y con conciencia? Ahora es tu turno.

Si además, quieres encontrar lo que necesitas y que sea ético, slow y ecológico, date una vuelta por nuestra Guía Slowear de marcas españolas y visita sus tiendas.

No olvides comentar qué te ha parecido nuestra propuesta o hablarnos de otros trucos o formas de organizarte que ya estés poniendo en práctica. Nos encantará tomar nota de tus ideas.