moda sostenible

El día a día de una familia corriente que apuesta por el cambio hacia la moda sostenible y las marcas que lo hacen lo posible.

Raquel (38), Joana (2), Dani (6) y Javier (40), son una familia corriente que hace un tiempo inició su transición hacia un consumo más responsable.

Después de que naciera la pequeña, y a través de conversaciones con una amiga, se despertó en Raquel un gran interés por lo que comían en casa y no le costó convencer a Javier decidiendo juntos y, sin un ápice de duda, que la familia empezaría un viaje para alcanzar tan loable misión.No es fácil lograr cambiar al cien por cien sus hábitos, porque es una carrera de fondo, pero hacen lo que pueden y están orgullosos de dedicar tiempo a que su calidad de vida y la de sus hijos sea cada vez mejor.

Desde hace unos meses también intentan aplicarlo a la ropa, pero les resulta un poco más complicado, porque en la ciudad donde viven no encuentran tiendas físicas donde ir a buscar prendas en consonancia con su forma de pensar y sentir y que sea coherente con su conciencia medioambiental. No quieren contribuir a que la salud del planeta en que van a crecer y vivir sus hijos en el futuro empeore a un ritmo tan acelerado, así que, pese a tener que hacer algunos esfuerzos en la economía familiar, han decidido prescindir de lo que puedan para apoyar a los diseñadores y pequeñas empresas españolas de moda sostenible que ya pueden encontrar en internet.

Raquel nos cuenta cómo visten en una semana cualquiera:

Lunes

9:05h. Empiezo la semana llegando tarde al trabajo. Cojo mi superbolso de Anuscas Family y ¡a correr! Cómo me gusta…me recuerda aquella chaqueta que tenía mi padre cuando yo era pequeña, creo que por eso me encantó…

Mientras conduzco veo de reojo el juguete que se ha dejado Joana en el asiento del coche. Pese a mis promesas sobre que podía llevárselo a la guardería, ahí está. No puedo estar en todo un lunes por la mañana. Buff! Pobrecita… cuando se dé cuenta… Pero no hay tiempo de volver.

Detenida en el semáforo pienso lo mona que estaba con su faldita de flores rosa, su favorita. Qué suerte encontrarla en Biobuu, la web online donde saben explicar con mimo los materiales, tintes y mantenimiento de las prendas, además de tener unas cositas preciosas para niños y bebés.

moda sostenible

Martes

10:45. Llamo a Javier, mientras remuevo una y otra vez el té de mi almuerzo, para que se encargue de recoger a Ander del entrenamiento de basket. Así cuando lleguen tendré adelantada la cena de los niños y podré ir a yoga ¡por fín!

19:00. Cuando llegan los chicos, me estoy poniendo el Dodhi short hecho de telas recicladas en talleres locales, de Ifeeldress. Adoro su color terracota y su elasticidad me hace sentir supercómoda cuando hago las asanas. Es mi momento del día.

Miércoles

11:00. Hoy es el cumple de Vanessa y tocaba regalito. No sé si le ha gustado más el monedero de Iremabolsos o el patrón con tutorial de la misma tienda para que se cosa ella misma un bolsito de verano. ¡Es toda una crafty!

19:30. Javier y yo nos saludamos rápidamente mientras hacemos el relevo con los niños. Hoy sale con sus amigos. Lleva puesto su Jean BLOG, hecho en España por Art and Seams. El denim ecológico es mi debilidad. Me encanta cómo le sienta.

Jueves

7:45. Hoy los niños están juguetones y ha costado separarlos de sus pijamas favoritos. Saben que hoy es un día especial porque pasaremos la tarde todos juntos.

18:12. Tarde en el parque. Deberíamos sacar tiempo para hacer esto todos los días. Es cuando mejor nos sentimos y vemos cómo crecen nuestros hijos. Sus razonamientos, sus preguntas, cómo se relacionan con otros niños y aprenden a gestionar sus emociones…

Otras mamis me preguntan por mi camiseta Love de Vintees y hablo de algodón certificado GOTS y sus bondades como una experta. Los mensajes rebeldes que esta marca imprime son geniales, pero con el que esconde este modelo no sé si estoy de acuerdo porque, sin ser príncipe ni media naranja, mi chico, después de tanto tiempo juntos, me sigue pareciendo el compañero de viaje ideal.

moda sostenible

Viernes

8:30. Hoy ha amanecido lloviendo, pero yo estoy encantada con mi impermeable Raquel, original de los años 70, de Mi Ropa Vintage, así que ¡a por el día!

18:45. Maletita preparada para que los abuelos disfruten con los niños durante un día. Esperamos que todo vaya bien y no haya llamadas intempestivas de madrugada.

21:00. Cena con amigos. Me ha costado convencer a Javier de que no hacía falta arreglarse tanto. Desde que tiene su corbata vintage no deja de insistir en ponérsela. Pero hoy viste igualmente de su tienda favorita, con su camiseta orgánica de imagen retro de Sayonara Vintage.

Sábado

9:13. Hacía tiempo que no estábamos solos una mañana de fin de semana. La primavera no acaba de instalarse y disfrutamos de un rato de pereza en la cama, contemplando el día gris.

Disfrutamos de la suavidad y naturalidad de los tejidos de nuestras prendas y textil para el hogar de Organic Cotton Colours. Son únicos por calidad y pureza, sin tóxicos ni colores artificiales y hoy podemos disfrutar de un momento de sensaciones en la piel con su ropa interior ecológica.

12:20. Nos vamos a por los niños. Voy calzada con mis Slowers Aquamarine, 100% veganos, me siento especial. Orgullosa de andar con producto respetuoso con los animales y hecho de materiales absolutamente sostenibles.

El resto del fin de semana me lo guardo para mí…

moda sostenible

¿Estás haciendo también el cambio hacia la moda sostenible? Cuéntanos cómo lo llevas.

#vivelamodasostenible